Archives

Quizás en otra vida…

Halo Lunar

Mas de 3 lunas habían pasado desde aquella vez que la vio. El recuerdo se encontraba al borde del risco, listo para saltar y ser recordado solo cuando el corazón quisiese torturarse, pero no fue así. Cansado de las trivialidades y rutinas de la vida decidió viajar a otro reino, fuera de su mente, pues dentro de ella aun se encontraba aquella mujer que le quito el aliento en tiempos inoportunos. Poco a poco lo fue logrando pero al mismo tiempo se lamentaba de aquella noche, alumbrada por velas, colores y gente… Esa noche se dio cuenta que el sol, la luna y las estrellas conspiraban en contra de ellos, pero el lo sabia, sabia que el tiempo no era el correcto.

Quizás en otra vida… – Pensaba a menudo. Hasta que ahogo su imagen en el olvido, guardando solo aquello que le hizo feliz,  muy profundo dentro de su ser.

De vuelta a la rutina, rodeado de gente que lucha contra el tiempo cuando el sol esta por levantarse, o de ordenes, de esas que dan aquellos dueños de personas por 8 horas al día a cambio de recibir una cantidad de esos papeles mágicos que mueven sociedades enteras. Si, se encontraba de vuelta en el engranaje y lo sabia muy bien, solo había escapado de aquel mundo con ayuda de aquella mujer por un tiempo, y se había acabado mas rápido de lo que nunca imaginó. Ya no recordaba cuantas lunas habían pasado, ya le había dejado de importar pero como si de una conspiración se tratase, aquella tarde, la vio. Su sonrisa ya no eran un disfraz, lo notó inmediatamente al ver el brillo en sus ojos, iluminados bajo la luz artificial del farol. El no podía equivocarse, la tristeza que una vez invadió aquel ángel hecho mujer ha desaparecido totalmente. Se sintió feliz de verla así, y el momento se convirtió en eternidad hasta que el “adiós” cayo de nuevo, guardando el momento en recuerdo. Quizo engañarse pensando que el tiempo ya era el correcto pero lo único que vino a su mente fue: “Quizás en otra vida…”

 

  • 1850
  • 0
  • 0

Si pudiera ser…

DSC_0095

Recuerdo muy bien cuando de pequeño decía que quería ser astronauta, pianista, presidente y un sin fin más de profesiones. Ahora me encuentro aquí, decidiendo que ser y reflexionando lo que soy y lo que fui. Si bien me apasiona la ciencia y la ingeniería (¡venga que esta carrera la acabo porque la acabo!), siempre me hice la idea de ser maestro o algo por el estilo, ¿O escritor?, Ja quien sabe… ¡Pues si naciéramos sabiendo, esta cosa seria otra historia! Quizás en algún universo paralelo a razón del choque entre multiversos y quien sabe que más en la teoría de branas, que ni los mismos eruditos estudiados entienden de “Pe” a “Pa”. Quizás allí, entre esos miles de universos que distorsionan y quebrantan las leyes físicas de aquel tal Newton o Einstein o Maxwell o de alguno de aquella pila de nombres importantes…Quizás por allí se encuentre uno en donde nada es lo que es y todo es algo nuevo, distinto, en donde Rodrigo es astronauta, o pianista, o presidente, o escritor. En donde Guatemala es una potencia mundial con tecnología de punta. Donde nadie sufre de hambre y todos viven tranquilos, sin preocupación alguna más que la de ver crecer y educar a sus hijos para seguir forjando un mejor país. Donde se regalan sonrisas en lugar de balas de plomo, incrustando felicidad directo al corazón en lugar de jugar a Dios y decidir cuándo acabar con la vida de alguien más…

Todo aquello suena utópico y lo es. Yo nací en este universo y aunque no es perfecto, es mi hogar y aquí hacemos lo que podemos para vivir. Claro siempre están aquellos que impiden la felicidad a otros, aquellas ratas de alcantarilla que parecen haber escapado de algún otro universo de engendros malignos, habitantes de sin fin número de infiernos, gehenas, tártaros o inframundos. ¿Existirá ese tipo de mal en el universo descrito en el párrafo anterior? No lo sé, dicen que no puede haber luz sin oscuridad pero yo creo que cada uno de nosotros tenemos una gota, “algunos lluvias torrenciales”, de oscuridad y dentro de nosotros mismos libramos batallas para distinguir que debe ser y que no.

Sigo recordando cuando quería escritor, pues aquí estoy entre el filo de la espada y la pared, a punto de empezar una nueva aventura de columnas, información y escritura, pues a veces me aburro de ser ingeniero y “rascateclados”, y solo me gustaría ser aquel del otro universo que les conté.

 

Empezando, otra vez

Como dice el titulo, empiezo de nuevo a blogear. He pasado los últimos 5 o 6 años, no recuerdo, compartiendo mis conocimientos en distintas áreas de tecnología en distintos blogs que he tenido y con el tiempo me he ganado el interés de varios lectores. Sin embargo, tenia ganas de tener algo mas personal, algo en donde poder compartir mis pensamientos y experiencias de mi otra vida. Si, mi otra vida… aquella que sale de la rutina de manejar 1 hora para llegar al trabajo los 5 días de la semana que terminan en “es”, aquella vida que es secreta de 8:00 a.m a 5:00 p.m pero que sin duda tratare de compartir por aquí.

Así que si alguien me esta leyendo, ¡gracias! Espero y no te aburran estas y las futuras lineas que tendrá este blog.

  • 2337
  • 0
  • 2