Pensamientos

La fuerza de una lágrima

Hace tiempo me topé con una frase que escribió Alain de Botton y que hasta el momento sigue resonando en los rincones de mi consciencia. Dice así:

No lloramos porque algo es triste. Lloramos porque es mas hermoso de lo que esperábamos que fuese. 

 

Así que nos movemos a punto de lágrimas a fin de soportar, de corregir un desequilibrio. Una disonancia cognitiva entre lo que esperábamos que fuese y lo que terminamos encontrando, para darnos cuenta que lo que encontramos fue mas conducente a nuestras necesidades que lo que pensamos que estábamos buscando en esa serendipia de melancolía, en esa experiencia extática. Cuando sentimos que una experiencia es inesperadamente mucho mas conmovedora de lo que creíamos.

Esto es tan majestuoso, tan intrigante y tan misterioso. Esos momentos en donde nos movemos a punto de lágrimas que definen nuestras vidas, preñados de significado, esos momentos de éxtasi revelador, de importancia extática.

Pienso que es algo increíble y me encanta cuando la música lo hace, cuando las películas lo hacen, cuando el amor lo hace, cuando los recuerdos lo hacen. Cuando sientes la piel de gallina y un frío gélido baja por tu espina dorsal. Si, esos momentos…

No lloramos porque algo es triste. Lloramos porque es mas hermoso de lo que esperábamos que fuese.

Historias

Escuchar una historia es sumergirse en una realidad fabricada por alguien mas. Las historias son herramientas que usamos para experimentar catarsis. Las historias son tecnología cognitiva que coloniza nuestro cerebro ayudándolo a crear y a distinguir patrones en nuestras vidas. Las historias nos ayudan a comprender la trayectoria del narrador, de ponernos en sus zapatos y experimentar, o tratar de sentir lo mismo que sintió en ese momento de su vida. Nos ayuda a conocer a otras personas. Es abrir nuestro libro interno y permitir que lean las paginas de nuestra mente y corazón.

Las historias son importantes, son poderosas y nos enseñan mas sobre nosotros mismos que cualquier otra forma de reflexión personal. Joseph Campbell habla sobre el héroe de las mil caras, siempre es el mismo héroe porque nos enseña las mismas lecciones, creando un mapa para que podamos transformar cada experiencia en una experiencia significativa. Nosotros estamos embebidos en nuestra propia historia. Somos actores y directores a la vez. La raza humana, quienes realmente somos, es una historia, somos los narradores y nuestra conciencia nos recuerda esto cada vez que experimentamos un momento de iluminación. Es algo nato, es algo fuerte, algo poderoso, rapsódico, extático. No seriamos nosotros mismos sin esto. Finalmente tratamos de comprender lo que sucede y siempre llegamos a la misma conclusión: El héroe de las mil caras somos nosotros.

La vision de algo mas

DSC_0028

Hace poco estuve pensando en como a veces tratamos de forzar los momentos, de capturar algo que aun no aparece en la foto. Y al final creo que cuando forzamos esas situaciones, hablamos sin querer, hablamos sin sentir, actuamos sin desear, y nos damos cuenta que nuestro intento de sentir “el momento” no fue mas que una idea o sentimiento frustrado.

¿Entonces que hacemos?

Tenemos que estar dispuestos a destruir nuestras mascaras, a mostrar la locura que reside en nuestro interior sin miedo a ser juzgados. Existe una tristeza en este éxtasi. A veces las cosas bellas nos hacen sentir tristes porque nos dan una pista, una excepción, una visión de algo mas. Es por esto que el amor nos llena simultáneamente de melancolía. Por eso a veces me siento nostálgico por algo que ni siquiera he perdido, porque puedo ver su transitoriedad.

¿Y como respondemos a esto? ¿A caso tenemos que amar mas fuerte? ¿Abrazar mas duro? ¿O seguimos el camino budista de cero apego? ¿Tratamos de pretender que no nos importa nada ni nadie?

Yo no puedo aceptar eso. Creo que la mejor frase que representa mi forma de pensar es esta que fue escrita por Dylan Thomas:

No voy a entrar tranquilamente en esa buena noche, pero en su lugar voy a tener rabia contra la muerte de la luz.

Pienso que desafiamos la entropía y la impermanencia. Creo que nos abrazamos el uno al otro un poco mas fuerte y tratamos de decir: No te dejare ir. Voy a extender el momento para siempre, voy a dilatar el tiempo del ahora y voy a hacer que encaje en un cuadro, foto, poema o canción. O al menos eso voy a intentar…

Las ideas importan

Torre

Solía pensar de mi mismo como un simple lingüista astuto, pero ahora me doy cuenta que en realidad soy un replicador de memes. Un meme, como estoy seguro que a todos ustedes les han dicho, es la unidad mas pequeña de una idea que aun tiene coherencia. Los memes son a las ideas como los genes son a las proteínas. –Terence McKenna

¿Que es un “meme”?

Citando de wikipedia, un meme es, en las teorías sobre la difusión cultural, la unidad teórica de información cultural transmisible de un individuo a otro, o de una mente a otra, o de una generación a la siguiente.”

Con la evolución cultural, pasamos de intercambiar en los genes lo que eran buenas ideas, a intercambiar “memes”, que podrían ser buenas ideas. A lo largo de la historia hemos incautado ideas de individuos por todo el mundo a la velocidad de la luz. Han pasado de cerebro en cerebro y han trascendido de generación en generación. La única forma para que una idea sobreviva es si esta es copiada en múltiples cerebros, escrita en un libro o guardada en ceros y unos en discos duros. Mientras avanzamos en el tiempo, los memes se vuelven mas críticos para la supervivencia humana. Esto nos convierte a nosotros en jugadores cruciales de lo que va a pasar en el futuro. Somos los replicadores de ideas que pueden transformar el mundo. Hemos usurpado la evolución biológica con este tipo de evolución cultural. La membrana de la mente que cubre el planeta actualmente, es aquella en la cual las ideas son literalizadas a través de la tecnología, a través de la información, a través de todas las cosas que la humanidad ha creado como fuerza geológica. Por eso es que las ideas importan. Por eso es que importa que opines, importa que te levantes, importa que hables aunque todo el mundo este en tu contra, importa que luches contra todos tus miedos para ser escuchado.

Así que te pregunto: ¿ Cuales son las ideas que tu vas a propagar por el mundo? ¿Que vas a dar a cambio? ¿Que vas a replicar? ¿Con que vibras vas a difundir? ¿Que vas a transmitir a futuras generaciones? ¿Cuales son las magnificas visiones que tu vas a circular en la esfera de la información, en la esfera de la mente?

Esto es algo que todos nosotros deberíamos de pensar cada vez que escribimos un tweet, un estado en Facebook, compartimos o publicamos algo. Nosotros somos coautores de la historia del futuro.

Vela

Un caso de optimismo

Atardecer en la Ciudad de Guatemala

La naturaleza humana es compleja. Incluso si tenemos inclinaciones hacia la violencia, también tenemos inclinación hacia la empatía, a la cooperación, al autocontrol. – Steven Pinker.

Actualmente vivimos sumergidos en una sociedad a la cual yo llamaría: pesimista. No existe día alguno en la que no escuche o lea que la situación en Guatemala, y el mundo en general, va en declive. No los culpo, pues actividades cotidianas como salir a la tienda o estar esperando en un semáforo, nos generan cierto pánico a ser victimas del crimen. Este tipo de preparación inconsciente, la cual nos hace dejar los celulares y las billeteras cuando salimos a la esquina, es una respuesta al peligro que creemos que existe. Pero no es casualidad. Este tipo de respuestas se la debemos a una parte del cerebro que se ha desarrollado por miles de años, la cual es encargada de activar alarmas en los momentos donde tenemos que huir o neutralizar la amenaza. Esto ha sido biologicamente selecto, ya que nos ha ayudado a sobrevivir en el tiempo. Vivimos en una era donde los medios de comunicación se basan en el principio: Si sangra, manda. Pueden entender porque seguimos las noticias de ultimo momento en las redes sociales o porque nos pegamos a la televisión viendo las noticias mas negativas, creando algún tipo de retroalimentación pesimista.

Ahora bien, los invito a ver un poco mas de cerca, a mover la cortina, y podrán ver algo mas tranquilizador. Según el trabajo de Steven Pinker, autor del libro: “The Better Angels of our Nature”, ha realizado una tremenda investigación acerca del mito de la violencia. Según en su charla de TED, la civilización ha ido mejorando por cientos de años. Hoy, la probabilidad de morir en las manos de otra persona, en una escala global, son las mas bajas en la historia de la humanidad.

Gapminder” y el trabajo de Hans Roseling, un estadista que ha mapeado cada nación en la tierra por cada indicador de calidad de vida y muestra que cada país esta mejorando, incluso los mas pobres, como el nuestro. Hace poco estaba leyendo en “The Economist” como la violencia sí se ha logrado reducir en Guatemala. Del 2009 al 2013 pasamos de 46.3 asesinatos por cada 100,000 habitantes a 34.0. No digo que sea algo de estar orgullosos pero es algo positivo. Hay muchísimos indicadores mas que muestran como Guatemala ha mejorado en las ultimas décadas y no estoy diciendo esto porque yo sea un optimista. Cuando vemos la foto completa, podemos ver a la maquina de la civilización humana utilizando sus herramientas para enfrentar los problemas de la humanidad. En el 2010 las Naciones Unidas citó a el celular como una de las mejores herramientas e inventos para salir de la pobreza. Estos solo son algunos ejemplos, ¡hay muchísimos mas! Y los invito a que ustedes mismos hagan sus investigaciones para sacar sus propias conclusiones.

Pienso que el mundo va por un buen camino. No es utopía como diría Steven Johnson, pero se inclina por allí.

Bandera de Guatemala

Mas allá de nuestras limitaciones

DSC_1170

Me encanta pensar sobre la condición humana y nuestro viaje en la historia. Pienso que una de las características de nuestro viaje en la vida es el deseo de expandir lo que podemos ver. Conscientes de nuestras limitaciones perceptivas, ingeniamos soluciones para mejorar estas mismas y así superarnos y experimentar un tipo de éxtasis intelectual. Todas esas herramientas que creamos nos permiten de cierta forma percibir otras dimensiones mas allá de lo que nuestros sentidos usualmente pueden detectar.

Solo podemos experimentar un momento antes de que este desaparezca y con herramientas como la cámara, el iris digital, de repente podemos extender nuestros ojos, pausar el momento y tenerlo en un estado único del recuerdo. Literalmente inmortalizamos lo mas elusivo que conocemos, lo que llamamos el “ahora”.

La consumación perfecta con la perfección misma

DSC_1083

Lo que esperamos conseguir en el amor es lo que fallamos en conseguir con Dios. Cuando nos enteramos que Dios esta muerto, necesitamos algo mas en que creer.

En el amor, somos como el mar, somos como el viento. Somos nuestra propia salvación. Ella se transforma en un sol que baña de amaneceres nuestras mañanas. Lo que al final buscamos es la trascendencia, la terminación, la realimentacion de la condición humana, la inmortalidad del momento. Cuando nos enamoramos, es un sacrificio, es una oración. Damos de nosotros mismos y esperamos recibir un rayo de luz que nos salve de nuestra condición animal para ser dioses, pues al final lo que queremos es dejar nuestra animalidad atrás y convertirnos en seres simbólicos.

El amor es encontrar a tu mejor amiga u amigo, aquella persona con la cual puedes explorar, conversar y compartir de la vida. Al final, todos estamos sangrando, todos estamos heridos. En el contexto romántico, pienso nos atraen las personas que también están heridas porque pensamos que si las salvamos, a cambio nos salvamos a nosotros mismos. Ernest Becker cita al amor como la consumación perfecta con la perfección misma, en donde buscamos reflejarnos en los ojos de la otra persona y ser salvados. Pero aquí es donde entra la maldición de la condición humana, la realización trágica de que NO podemos salvar a aquellos que amamos. Eso significa que si ni siquiera podemos salvar a aquellos que amamos, ¿como nos vamos a salvar a nosotros mismos?

Esta es una de las tragedias de la existencia del ser humano. Es la película de amor que te hace llorar en el cine. Es la canción que empaña tus ojos y te eriza la piel. Es la letra que te saca una o dos lagrimas. Es ese reconocimiento de algo que existe, de algo que sentimos y que deseáramos que no existiese. Existe belleza en esa tragedia pero primero tenemos que conocer la tragedia misma. Por eso escribimos, cantamos, pintamos, exploramos…,para enmarcar ese precioso momento y recordarnos a nosotros mismos que existimos, que sentimos y que aquí estamos.

Puede ser que el deseo de encontrar la salvación en alguien mas sea un error. Puede ser que la respuesta este en nuestra propio ser, en nuestra creatividad. Mientras tanto…,seguiré buscando.

  • 3323
  • 0
  • 0

Miedo a perdernos el momento

DSC_1621

En este mundo donde muchas señales compiten por nuestra atención, somos esencialmente inundados por información y posibilidades. Sufrimos un tipo de ansiedad gracias a la paradoja de la elección, al vértigo de la libertad, es ese miedo a perdernos el momento. Siempre y cuando no elijamos algo, todo lo demás queda posible. Siempre y cuando no nos comprometamos, literalmente residimos en un multiverso de posibilidades. Cuando nos comprometemos con algo colapsamos todas las otras posibilidades y nos encontramos a nosotros mismos en el desierto de lo real. Ese estado mental que tenemos antes de comprometernos, es el estado en donde todo puede pasar. Por eso existe y sentimos esa ansiedad, porque sabemos que no podemos tenerlo todo. Si sufrimos del miedo a perdernos el momento, solo muestra que tenemos una intuición de que hay algo más grande, algo que ya experimentamos anteriormente. 

Y aquellos que fueron vistos bailando, fueron considerados locos por quienes no podían escuchar la música. – Nietzsche

En ese estado, como agentes conscientes, es cuando tenemos que resolver la tensión entre querer darnos cuenta de nuestro potencial como individuos para pararnos con dignidad y resistir el tirón de la conformidad. ¿Cómo evitamos caer en el trance zombificado que nos hace seguir a otros ciegamente, como ovejas en un rebaño o como un hamster en su rueda? Personalmente pienso que podemos resolver esto si tomamos el salto de fe, si respondemos “la llamada” de la que Joseph Campbell habla. No existe ningún mapa o manual para que vivamos nuestras vidas. La “realidad” es solo una palabra y no deberíamos de usarla sin comillas a su alrededor. Todos podemos crear nuestra propia realidad pero es solo cuando tomamos el llamado, cuando trascendemos y destilamos nuestro pensar, cuando tomamos la escalera y miramos lo que hay detrás de aquellos muros que no nos dejan ver aquellas visiones extáticas. Somos simples larvas que aún no se han convertido en mariposas. 

No olvidemos la frase de Jack Kerouac: “La única gente que me interesa es la que está loca, la gente que está loca por vivir, loca por hablar, loca por salvarse, con ganas de todo al mismo tiempo, la gente que nunca bosteza ni habla de lugares comunes, sino que arde, arde como fabulosos cohetes amarillos explotando igual que arañas entre las estrellas.”

  • 1459
  • 0
  • 0

El actor de las mil caras

DSC_0713

Este es un aspecto de la situación humana básica: somos simultáneamente diosesgusanos. – Abraham Maslow

Algo en lo que he estado pensando últimamente es que los personajes son una mentira vital. Somos una casa hecha con cartas en base a redes conectadas de significados, experiencias, culturas y estereotipos. Representaciones artificiales de quienes somos mientras navegamos en este mundo. Construimos autoestima, construimos fundaciones para que nos podamos representar y parar con dignidad. Nos adaptamos y no solo a la situación, si no que a las personas también. Exageramos y atenuamos nuestras historias cuando estas siempre esconden mas de alguna verdad. Sin darnos cuenta somos cambiantes en los círculos a los que pertenecemos, pues el deseo de pertenencia es subconscientemente mas fuerte de lo que creemos. Allí es donde nos enmascaramos, allí es donde cambiamos y allí es donde fingimos. Todos somos el actor de las mil caras pero finalmente todo es una mentira. La verdad es que somos comida para gusanos. El hecho de que vamos a morir nos inspira en nuestras mayores experiencias, en nuestros mayores éxtasis, como un piquete, como una quemadura. El hombre es noble aunque este condenado. El hombre es noble aunque sea comida para gusanos. Allí se esconde nuestra belleza, allí se esconde nuestra tragedia y allí se esconde el deseo de auto trascendencia que tanto anhelamos.

 

Escapando de la realidad

IMG_20150117_120346

 

Hay días que me escapo a pensar. Después de hablar ingles todos los días y de tratar de seguir aprendiendo coreano, a veces necesito un par de horas para pensar en mi idioma natal. A veces agarro el tren y me bajo en cualquier estación que se encuentre cerca del centro, busco un cafe y me siento a escribir, como hago ahora mismo, mientras escucho a Saurom y me hablo a mi mismo para calmar un poco la locura. Cada día que paso sin hablar español, mas me gusta mi idioma natal. Juro que intentare sacar un DELE o algo parecido para enseñar español, y sobretodo, para conocer mas sobre mi lengua materna.

Me pregunto cuantas historias y canciones han nacido en este tipo de lugares…

 

Los días no vuelven

DSC_1258

Hay momentos que le quitan a uno el aliento. El tiempo se detiene y lo único que deseamos es que ese momento dure para siempre, una eternidad guardada en minutos. Creo que por eso escribimos, tomamos fotos, componemos canciones, pintamos, creamos películas..etc, porque es la única forma de inmortalizar el momento y el sentimiento, y luego en un futuro poder volver a recordar y sentir una parte de esa felicidad que murió en el recuerdo, pero que aun guardamos en trocitos, por que el corazón nunca olvida los momentos que le quitaron el aliento.

La conocí unos días después de haber llegado a Daegu, mientras esperaba a que un carro sostenido por un cable me llevara a la cima de una pequeña montaña. Aquella víspera de navidad, mientras todos pasaban la navidad en parejas, allí estábamos nosotros, pasando frío con un pincho de pescado frito esperando a que la ciudad sustituyese al sol con sus luces de neón. Aunque la nostalgia me atacara, recordándome lo lejos que estaba de mi familia y amigos, ella siempre me alumbraba de nuevo. Creo que en la vida hay ciertas personas especiales, aquellas que con una sonrisa o un gesto nos transfieren felicidad y energía, aquellas personas que creemos que nunca lloran o se entristecen, o si lo hacen, lo guardan para si mismas.

Después de pasar la navidad en multitud, pero solos los 2, pensé que jamas la volvería a ver. Aunque este sea su país, sabía que tenía que partir lejos por un tiempo y cuando ella regresase, yo ya no estaría aquí para verla, pero los mejores momentos son aquellos espontáneos, los que no se planean y hoy, el destino, la vida o como quieras llamarle nos quizo volver a ver juntos, y así fue. Fue un día de esos únicos, que no suceden muy a menudo, digno de un poema o una canción. Todo esto me hace pensar que el amor y la melancolía son parientes cercanos, de esos que no se separan nunca. Por eso en esos momentos de felicidad también nos sentimos tristes de cierta forma, porqué sabemos que el momento acabara. Esa mezcla de felicidad y melancolía es lo que al final hace que el amor sea tan trágico.

Siempre la recordaré, pues su sonrisa alumbro mi alma como el sol bañando praderas con rayos de luz al amanecer. Se que la volveré a ver, y mientras ese día llegue, siempre guardare sus besos sabor a miel.

DSC_1264

¿Como podemos ser los directores de nuestra propia película?

Delfos

Hace poco mencione la frase de Albert Camus: “La vida debe vivirse a punto de lagrimas”. En otras palabras, debemos esforzarnos para ser conmovidos, para ser transportados, para ser batidos. Todos queremos estar en contacto con algo mas grande que nosotros mismos y eso es algo difícil de hacer. Hace poco estuve concibiendo la idea de experimentar el diseño, que es basicamente tajar la experiencia, tajar la subjetividad. Pero, ¿que es la experiencia? ¿que es nuestra subjetividad? Bueno, en cierta forma es ese flujo evanescente de sensación y percepción que es en una forma, todo lo que es y lo que somos. Es ese baúl de experiencias personales que guarda cada momento de nuestras vidas. ¡Es esa voz dentro de nuestra cabeza haciéndonos saber que existimos!

Así que, ¿Como podemos cambiar nuestra narrativa?, ¿Como podemos ser los directores de nuestra propia película, por así decirlo?

Yo creo que el truco esta en la atención. Para “piratear” la experiencia tienes que tajar la atención. Lo que necesitamos es capturar y controlar nuestra atención para crear un tipo de estado de inmersión y absorción profunda. Este tipo de inmersión es un prerrequisito para cualquier tipo de persuasión, transformación o educación interpersonal. Por así decirlo, cualquier cambio de fase en nuestra conciencia, cualquier tipo de inspiración, transformación o catarsis requiere este tipo de inmersión, este estado de atención concentrada. Esto siendo la clave para la experiencia, la clave para cambiar nuestro guión, nuestra escena de vida, nuestra conciencia, y finalmente  siendo la clave para la felicidad, el significado de nuestras vidas. Este tipo de destrucción y reconstrucción de nuestra conciencia es lo que nos permite ser humanos.

 

 

  • 1516
  • 0
  • 0

Deseo a largo plazo

DSC_0337

El deseo se desarrolla en el espacio entre mi persona y la otra. – Esther Perel

Hay una increíble charla en TED por la brillante Esther Perel en donde explora el secreto del deseo en relaciones a largo plazo, el santo grial de las relaciones intrapersonales. Enamorarse es fácil, casarse, la luna de miel, cualquiera tomaría ese viaje pero: ¿que pasa cuando la rutina se vuelve parte de tu realidad? Una persona estando contigo cada dia, en todo momento. ¿Como retienes esa pasión, ese fuego, ese deseo que antes hubo? Este es, de nuevo, el misterio del deseo a largo plazo y Esther Perel viajo alrededor del mundo, preguntando a miles de parejas: ¿Cuando se sienten mas atraídos a su pareja?,  y lo que concluyo en todo su estudio fue impresionante, ya que todos dijeron lo mismo. Sienten mas atracción por su pareja cuando son capaces de ver a su pareja como un ente autosostenido. Es esta idea la que los hizo capaces de percibir a su pareja como otras personas las perciben, como un individuo completo, como una persona autosostenida y no como la otra mitad de ellos, si no como un “todo” completo.

Esta idea que la atracción requiere algún tipo de distancia, que incluso el deseo requiere un cruce y yo creo que es una idea fascinante, porque ¿como podemos incorporar esto en nuestras propias relaciones?, Como podemos crear un espacio entre nosotros y aquellos que amamos para reclamar ese cruce y así poder verlos como una entidad autosostenida y así apreciarlos con el sentimiento completo que merecen. Por esta idea creo que todos deberían de ver esa charla en TED. Si pudiéramos de cierta forma entender mas el secreto del deseo a largo plazo creo que podría resolver mucho de nuestros problemas…

 

  • 1055
  • 0
  • 0

Los verbos actúan por ellos mismos sin necesidad de introducir sustantivos

Miami 2013

Hace poco leí un articulo de como la ciencia y sus descubrimientos han avanzado tremendamente en los últimos años y me fue imposible no pensar en la frase de David Mermin:

Los verbos actúan por ellos mismos sin necesidad de introducir sustantivos.

Y es que nosotros los humanos somos extremadamente curiosos. Queremos ver bajo la falda de Dios y descubrir la naturaleza de la realidad y entender la existencia de todo lo que nos rodea. A través del conocimiento de la mecánica cuántica, la nanotecnología y cualquier otro tipo tecnología exótica, podemos empezar a entender los primeros bloques de la materia y no es de sorprenderse que estemos descubriendo cosas sumamente extrañas. Hemos llegado al punto que a través de estas tecnologías estamos empezando a comprender que a nivel primario, la realidad, la materia, parece estar hecha de información. Los datos vienen antes que la materia, la descripción precede el “eso”, los verbos actúan por ellos mismos sin necesidad de introducir sustantivos.

Esta idea que la materia actúa pero no hay actores actuando en la acción. Todo es una señal, todo es información y tal vez allí se esconde el misterio de la conciencia.

 

  • 2704
  • 0
  • 0

La vida debe vivirse a punto de lagrimas

Una tarde soleada

Hay una frase que me sigue atrapando cada vez que pienso en el deseo humano de vivir cada momento, de experimentar y sentir. Cuando la experiencia es extática, sentimos como si el momento debiese poseer un poema, la experiencia misma exigiendo ser capturada y guardada. Creo que una de las frases que describe ese deseo de capturar el mundo, de inmortalizar la experiencia y hacerla encajar en forma de poemas y canciones, de fotos y películas, de historias y recuerdos, es:

“Ver el mundo en un grano de arena y un cielo en una flor silvestre, sostener la infinidad en la palma de tu mano y la eternidad en una hora.”


El deseo de capturar y arrestar permanentemente aquello que ya es un recuerdo. Por eso es tan alegre y a la vez tan triste… Esa enredadera de felicidad y tristeza en los momentos únicos es lo que hace que estos sean inolvidables pero también a la vez es lo que los hace trágicos. Hay una razón por la cual Roland Bathes cita el amor como, “La solución romántica al problema de la muerte”. En donde el peregrino sin fe puede morir y renacer, en donde estas simulaciones de renacimiento transforman nuestra forma vivir y de ver al mundo.

Esta en cada canción, en cada libro, en cada película; aquel sentimiento que nos mueve a lagrimas, pero a quien le importa, pues como dijo Camus: “La vida debe vivirse a punto de lagrimas”. Así que vive, o muere intentando.

  • 2984
  • 0
  • 1