La consumación perfecta con la perfección misma

DSC_1083

Lo que esperamos conseguir en el amor es lo que fallamos en conseguir con Dios. Cuando nos enteramos que Dios esta muerto, necesitamos algo mas en que creer.

En el amor, somos como el mar, somos como el viento. Somos nuestra propia salvación. Ella se transforma en un sol que baña de amaneceres nuestras mañanas. Lo que al final buscamos es la trascendencia, la terminación, la realimentacion de la condición humana, la inmortalidad del momento. Cuando nos enamoramos, es un sacrificio, es una oración. Damos de nosotros mismos y esperamos recibir un rayo de luz que nos salve de nuestra condición animal para ser dioses, pues al final lo que queremos es dejar nuestra animalidad atrás y convertirnos en seres simbólicos.

El amor es encontrar a tu mejor amiga u amigo, aquella persona con la cual puedes explorar, conversar y compartir de la vida. Al final, todos estamos sangrando, todos estamos heridos. En el contexto romántico, pienso nos atraen las personas que también están heridas porque pensamos que si las salvamos, a cambio nos salvamos a nosotros mismos. Ernest Becker cita al amor como la consumación perfecta con la perfección misma, en donde buscamos reflejarnos en los ojos de la otra persona y ser salvados. Pero aquí es donde entra la maldición de la condición humana, la realización trágica de que NO podemos salvar a aquellos que amamos. Eso significa que si ni siquiera podemos salvar a aquellos que amamos, ¿como nos vamos a salvar a nosotros mismos?

Esta es una de las tragedias de la existencia del ser humano. Es la película de amor que te hace llorar en el cine. Es la canción que empaña tus ojos y te eriza la piel. Es la letra que te saca una o dos lagrimas. Es ese reconocimiento de algo que existe, de algo que sentimos y que deseáramos que no existiese. Existe belleza en esa tragedia pero primero tenemos que conocer la tragedia misma. Por eso escribimos, cantamos, pintamos, exploramos…,para enmarcar ese precioso momento y recordarnos a nosotros mismos que existimos, que sentimos y que aquí estamos.

Puede ser que el deseo de encontrar la salvación en alguien mas sea un error. Puede ser que la respuesta este en nuestra propio ser, en nuestra creatividad. Mientras tanto…,seguiré buscando.

(43 Posts)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *