Un caso de optimismo

Atardecer en la Ciudad de Guatemala

La naturaleza humana es compleja. Incluso si tenemos inclinaciones hacia la violencia, también tenemos inclinación hacia la empatía, a la cooperación, al autocontrol. – Steven Pinker.

Actualmente vivimos sumergidos en una sociedad a la cual yo llamaría: pesimista. No existe día alguno en la que no escuche o lea que la situación en Guatemala, y el mundo en general, va en declive. No los culpo, pues actividades cotidianas como salir a la tienda o estar esperando en un semáforo, nos generan cierto pánico a ser victimas del crimen. Este tipo de preparación inconsciente, la cual nos hace dejar los celulares y las billeteras cuando salimos a la esquina, es una respuesta al peligro que creemos que existe. Pero no es casualidad. Este tipo de respuestas se la debemos a una parte del cerebro que se ha desarrollado por miles de años, la cual es encargada de activar alarmas en los momentos donde tenemos que huir o neutralizar la amenaza. Esto ha sido biologicamente selecto, ya que nos ha ayudado a sobrevivir en el tiempo. Vivimos en una era donde los medios de comunicación se basan en el principio: Si sangra, manda. Pueden entender porque seguimos las noticias de ultimo momento en las redes sociales o porque nos pegamos a la televisión viendo las noticias mas negativas, creando algún tipo de retroalimentación pesimista.

Ahora bien, los invito a ver un poco mas de cerca, a mover la cortina, y podrán ver algo mas tranquilizador. Según el trabajo de Steven Pinker, autor del libro: “The Better Angels of our Nature”, ha realizado una tremenda investigación acerca del mito de la violencia. Según en su charla de TED, la civilización ha ido mejorando por cientos de años. Hoy, la probabilidad de morir en las manos de otra persona, en una escala global, son las mas bajas en la historia de la humanidad.

Gapminder” y el trabajo de Hans Roseling, un estadista que ha mapeado cada nación en la tierra por cada indicador de calidad de vida y muestra que cada país esta mejorando, incluso los mas pobres, como el nuestro. Hace poco estaba leyendo en “The Economist” como la violencia sí se ha logrado reducir en Guatemala. Del 2009 al 2013 pasamos de 46.3 asesinatos por cada 100,000 habitantes a 34.0. No digo que sea algo de estar orgullosos pero es algo positivo. Hay muchísimos indicadores mas que muestran como Guatemala ha mejorado en las ultimas décadas y no estoy diciendo esto porque yo sea un optimista. Cuando vemos la foto completa, podemos ver a la maquina de la civilización humana utilizando sus herramientas para enfrentar los problemas de la humanidad. En el 2010 las Naciones Unidas citó a el celular como una de las mejores herramientas e inventos para salir de la pobreza. Estos solo son algunos ejemplos, ¡hay muchísimos mas! Y los invito a que ustedes mismos hagan sus investigaciones para sacar sus propias conclusiones.

Pienso que el mundo va por un buen camino. No es utopía como diría Steven Johnson, pero se inclina por allí.

Bandera de Guatemala

(43 Posts)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *