Mariana

Atardecer Guatemala

Querida Mariana, no es mi intención molestarte pero tu hermana falleció, a manos de alguien queriendo jugar a Dios.

Me gustaba pensar que regresarías pero ya no mas. Mis ojos me traicionaron, pues te vi en aquel lugar y solo pude pensar en lo mal que debías estar.

Querida Mariana, hoy te escribo, pues tu hermano falleció, con un débil susurro se fue, sin poder decir adiós. Y mi corazón se entristece, pero ya no puede seguir así, Mariana querida, eso seria fatal.

Querida Mariana, hoy te vuelvo a escribir pues tu madre falleció, con su ultimo aliento deseo que regresaras pero no te encontró. Solo pidió que al menos la enterraran junto a tu padre, al único que ella amó.

Mi querida Mariana, mi amargo sonreír, como desearía que estuvieras aquí, pero decidiste irte lejos, muy lejos de aquí.

Creo que alguna vez te dije que esperaría por ti, pero ya no mas, no lo puedo soportar. Por primera vez en mi vida, he decidido dejarte ir, pues esto que siento ya no es amor. Solo prometo no cantar de nuevo hasta que el sol se esconda tras tu tumba bajo un triste atardecer.

Mi querida Mariana, hoy te escribo por ultima vez, escuche que falleciste y mi flor se marchitó. Solo se que mi tiempo vendrá y si hay algo mas allá, prometo cantarte y no dejarte nunca mas. Mientras tanto siempre tendré tu imagen, como tatuaje en el corazón, no se podrá borrar.

Mi querida Mariana, como desearía que estuvieras aquí…

(33 Posts)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *