Viviendo entre trenes y canciones

DSC_1069

3 días por semana salgo de la casa, camino 10 minutos a la estación de metro y siempre me encuentro a las mismas señoras ofreciendo café en la calle. “Keopi! Keopi!” me dicen mientras les respondo que no con una sonrisa. Solo yo, mi música y 35 minutos de reflexión. A veces me observan pero pienso que es normal. En Corea no hay muchos extranjeros, y mucho menos en la parte de la ciudad donde yo vivo. En lo poco que llevo, 6 veces me han preguntado de donde soy, tratan de entablar una conversación y ya se pueden imaginar, yo con mi inexistente habilidad de hablar coreano y ellos con su limitado ingles, pero alegra que traten. Llego a la estación destino, camino a la parada de bus y 15 minutos después me encuentro a solo a 20 minutos a pie de la escuela.

DSC_1064

El regreso es lo mismo pero a veces quedamos con algunos amigos a comer y a tomar en el centro de la ciudad. No se si es normal aquí en Corea o solo he tenido suerte pero en lo poco que llevo, 3 amigos me han presentado a su familia y me han invitado a sus casas, como si fuese uno de ellos, sabiendo que soy infinitamente diferente en todos los sentidos. Me sigue pareciendo una cultura interesante, diferente e intrigante. Claro, es normal que existan ciertas cosas que no me gustan pero no soy nadie para venir a quejarme a un país al cual no pertenezco. Simplemente trato de aprender y de ver las cosas que considero “malas” desde otro punto de vista.

DSC_1054

Llego a casa y salen todos a recibirme, siempre. Luego comemos y trato de aplicar las palabras o frases en coreano que aprendí en el día. Siempre me corrigen y me enseñan aun mas. Creo que les preocupa que no me guste la comida pero no se imaginan que si a alguien le gusta probar y comer cosas nuevas, es a mi. Cae la noche y aquí me encuentro, viviendo y aprendiendo de una cultura milenaria.

  • 1195
  • 1
  • 1

Apsan y navidad sabor a té verde

DSC_1074

En corea, la navidad no es una tradición que se celebra en familia. Mas bien, es una fecha que se celebra en pareja. A donde sea que vayas, calles, restaurantes, sitios turísticos, lo que mas se ve son parejas. No solo es mi percepción si no que todos los amigos que conozco me han dicho lo mismo, la navidad es para parejas y los que no la tienen normalmente se la pasan quejando por eso, ¡y no solo los hombres! También las mujeres se quejan por no tener pareja en navidad. ¡Venga que yo estoy disponible! haha

El 24 de diciembre la muchacha encargada de mi proyecto decidió organizar una subida a la montaña Apsan y pasar un rato en el Parque Apsan de Daegu (대구앞산공원) y en la cima ver el atardecer y la ciudad bañada en luces de neón. La montaña es relativamente pequeña si la comparo con la subida al Volcán de Agua en Guatemala. Esta montaña solo mide 600 metros y se puede subir en teleférico. Quedamos de juntarnos con todos los estudiantes de intercambio en el centro y luego tomar un bus hacia Apsan, tomar el teleférico y bajar a pie al anochecer. Subir en teleférico cuesta 7000.00 Won “solo ida”, y se toma aproximadamente 10 minutos en llegar a la estación.

DSC_1072

Al llegar a la estación caminamos unos 200 metros hacia el mirador, que es una plataforma de madera en el filo de la montaña en donde puedes observar la ciudad. El clima no estaba muy bueno y casi no se podía ver debido a la neblina pero de igual forma decidimos ir a la cafetería que se encuentra arriba a esperar el anochecer.

DSC_1093

Además del café, probamos un como pincho de algún marisco que no recuerdo “lo siento, a veces se me olvidan los nombres”. Recuerdo que era de marisco por el sabor de la sopa. Después de que el sol se despidiera con sus últimos rayos sobre el horizonte, salimos de nuevo a la plataforma a ver la ciudad. Sin duda una vista excepcional. Para nuestra suerte ya se había despejado el cielo y el frío estaba soportable.

DSC_1100

Luego de bajar decidimos pasar a tomar algo caliente y a comer algo. Pasamos por una calle famosa por sus tiendas de café conceptuales y luego de ver algunas decidimos entrar a una con cierto toque elegante y pasteles algo extravagantes.

1419480052093

 

Y así después de un trozo de pastel con sabor a té verde, a eso de las 10 de la noche decidimos partir hacia nuestras casas. Sigo sorprendido lo fácil que es transportarte aquí en Corea. Eso de tomar un tren algo tarde, 30 minutos después llegar a la estación y tener que caminar 15 minutos para llegar a casa sin tener que estar preocupado todo el tiempo por ladrones, asesinos y secuestradores es algo que no tiene precio en esta vida. No digo que en Corea no exista el crimen porque se que todo país lo tiene pero créame, después de vivir en Guatemala con la paranoia de que a cualquier hora del día te pueden quitar la vida por algo material, esto de caminar tranquilo es el cielo. Si tuviese la oportunidad, me vendría sin pensarlo a este país o a cualquier otro en donde se que si respetan el derecho a la vida.

1419480067866

 

Así fue mi navidad del 2014. Una excelente experiencia con excelentes personas y un recuerdo que jamás se borrara.

¡Feliz navidad! Sobretodo a mi familia y a mis amigos que probablemente leerán esto y se seguirán preguntando el porque me encuentro tan lejos. Un abrazo y que estén muy bien.

1419480074986

 

  • 1310
  • 0
  • 0

Shabu Shabu y viaje a Daegu

DSC_1050

¡Sigo vivo! El ultimo dia que estuve en Seoul mis amigos me llevaron a comer Shabu Shabu version Coreana, que según me explicaron es una receta japonesa adaptada a su gusto. Consta de un recipiente que contiene una sopa que se cocina en la mesa, agregando vegetales y carne con un corte delgado. Acompañado siempre de muchísimos platos que aun no se identificar. El nombre del restaurante es Mori Shabu y es un buffet completo, por lo que puedes servirte todo lo que quieras a un precio razonable.

DSC_1049

 

Luego de almorzar, era tiempo de ir al lugar de mi intercambio y conocer a mi familia coreana. Pensaba tomar un tren para Daegu pero uno de mis amigos tenia que viajar allí para ver a su familia, así que me ofreció llevarme en carro hasta mi destino. Tomo aproximadamente unas 4 horas pero el paisaje fue excepcional. Muchas montañas blancas y praderas bañadas del color del lomo de un armiño. Algo interesante es que hay paradas de descanso para bajar a estirar las piernas y tomarse un café.

IMG_20141220_153527676_HDR

 

Después de 4 horas, allí me encontraba, en una estación de metro esperando a que llegara a traerme la familia que me estaría dando hospedaje y comida por mas de 6 semanas. Luego de un par de minutos se apareció a quien voy a llamar aquí mi “hermano coreano” y con mucha alegría me llevo hasta el apartamento de su familia. ¡Al entrar se encontraban todos esperándome!, y eso que iba ya algo nervioso. Mi familia temporal es de 6 miembros, 3 hermanas, 1 hermano, papa y mama. Ademas la noche de mi llegada invitaron al tío y al primo. ¡De verdad que querían conocerme!

IMG_20141220_185117995

 

¿Podrían imaginarse llegar a una casa con esa cantidad de personas y que ninguno de ellos hable ingles, y tu no hables su idioma? Bueno, no es tan grave como suena. Todos se portaron muy amables conmigo y con ayuda de google translator y Naver, ciertas barreras se pudieron romper. Por el momento ya conocí a mis compañeras de intercambio, soy el único hombre y también el único que tuvo la suerte de encontrar una familia coreana. La otra semana empiezo clases de coreano los sábados y domingos así que creo que voy a estar ocupado un buen tiempo.

Finalmente conocí la Kyungpook National University, mejor conocida como KNU, donde fui invitado para el programa de intercambio y donde recibiré las clases de Coreano. Ademas conocí a la persona que me eligió entre todos los participantes y que ademas se ha portado super amable y atenta todo el tiempo.

DSC_1063

 

¡Hasta pronto!

DSC_1062

  • 1185
  • 2
  • 2

Una vuelta por Myeong-dong (명동) e Insa-dong (인사동)

IMG_20141218_154148860_HDR

 

Luego de haber tenido un pequeño problema en el metro en donde mi tarjeta no funcionaba “me daba un error en las máquinas y con mi súper entendimiento de coreano, no tenia ni idea de que estaba pasando”, logre llegar a Myeong-dong, uno de los distritos comerciales principales en Seoul. Es como el paseo la 6ta pero mucho mas grande, seguro y con una cantidad de cafeterías tremenda. Si algo me he dado cuenta es que los Coreanos toman mucho café. Puedes encontrar cafeterías en cualquier lugar y no solo de un par de cadenas, como pasa en Guatemala, si no que la mayoría son distintas.

IMG_20141218_154152187_HDR

 

Lo que mas se ve en esta calle llena de tiendas son: Ventas de ropa, zapatos, accesorios, maquillaje…etc. También se encuentran marcas de renombre y restaurantes de comida japonesa, coreana, y comida occidental. Claro, apuesto a que hay mas cosas pero al ser mi primera visita, posiblemente no me haya percatado de mas.

Luego del paseo por Myeong-dong, di una vuelta por Insa-dong que por cierto, para llegar allí me baje en la estación Anguk, salida 5. Insa-dong es un lugar donde se pueden encontrar cosas mas tradicionales y muchísimas galerías. Tiene muchos callejones que valen la pena explorar y ventas de comida, restaurantes tradicionales y cafeterías.

DSC_1105

Con el frío de la temporada aproveche a tomar un té de esos que tienen en los puestos callejeros y un pincho de pulpo y demás mariscos. Para mi sorpresa, el señor que atendía el puesto me pregunto el porque estaba en Corea. Luego de explicarle la historia que ya he contado en este blog “en ingles” y contarle que soy de Guatemala, ¡empezó a hablar español! Me contó que vivió en México mas de 7 años y que apenas había regresado a Corea.

IMG_20141218_150615704_HDR

 

Así después de una pequeña platica, me dijo que en 1 año el calculaba que podía aprender Coreano. Si supiera que hasta el momento pienso que es un idioma súper difícil de comprender. De igual forma, a cierto punto, te motivan a seguir intentando. Prometo que el año entrante me meteré a clases porque esto de aprender como Tom Cruise aprendió Japonés en el ultimo samurai si esta complicado.

DSC_1109

 

DSC_1106

 

 

 

DSC_1107

 ¡Mas fotos aqui!

  • 1041
  • 0
  • 0

Visitando el palacio Gyeongbokgung

DSC_1068

 

El palacio de Gyeongbokgung es uno de los sitios que no puedes perderte al visitar Corea del Sur. Es el palacio mas grande de los 5 que hay y aunque fue destruido durante la invasion japonesa, fue reconstruido unos siglos después.

Llegar a Gyeongbokgung es sumamente sencillo ya que hay una parada del metro con el mismo nombre. Una vez allí, de seguro que lo encontraras. No se como sera en verano u en las otras estaciones pero en invierno no hay mucha gente y no tienes que hacer colas para nada. Entrar cuesta 3,000 wones que son aproximadamente 20 quetzales y puedes ingresar a todo el palacio, incluyendo el Museo Folclórico Nacional de Corea.

DSC_1087

Algo que me intereso mucho fue los inicios de la cultura Coreana. Creo que en occidente la mayoría llegamos a saber que la cultura china es milenaria y que los Japoneses tienen relación con los samurai. Si te gusta leer y aprender, no puedes perderte la entrada a este museo, aquí te explican de forma resumida e interesante los inicios, progresos, caídas y mucho mas de la cultura Coreana.

El palacio es muy grande, tiene aproximadamente 40 hectáreas y esta lleno de jardines, estanques, y otras construcciones tradicionales.

DSC_1061

En la entrada se encuentran los guardias reales de la dinastía Joseon, los cuales realizan un cambio de guardia 3 veces al día. A las 10:00am, a la 1:00pm y a las 3:00pm. Entre esos horarios, es posible entrar y probarse los trajes que utilizaban los antiguos guardias de la realeza sin ningún costo.

En definitiva un lugar excelente para visitar. Toma tiempo, a mi me llevo aproximadamente unas 6 horas “ojo que a mi me gusta leer todo lo que veo en los museos”. Dentro del museo hay una tienda donde puedes comprar cafe o alguna otra bebida y por supuesto, una tienda de recuerdos.

DSC_1095

De Guatemala a Corea

IMG_20141215_143209647_HDR

 

Como algunos ya sabrán, me encuentro en Corea del Sur realizando un intercambio cultural en la ciudad de Daegu. Ya que la diferencia de horarios entre Guatemala y Corea es abismal y hablar con la familia y amigos es mas complicado de lo que pensé, he decidido relatar aquí en el blog mis experiencias y vivencias durante mi estadía en el país asiático.

Todo empezó gracias a una oportunidad que surgió en AIESEC “en otra entrada hablare mas sobre esto”. La oportunidad era en Corea del Sur así que aplique, pase un par de entrevistas y finalmente fui seleccionado para realizar el intercambio cultural. Quien iba a imaginar que en menos de 3 semanas ya estaría listo para subirme a un avión y volar a lo mas lejos que jamas he ido. Claro, mi ruta no fue la mejor pero fue lo mas barato que pude encontrar. Primero viajaría de Guatemala a Panama. Luego esperaría aproximadamente 10 horas en el aeropuerto de Panama para tomar un vuelo de Panama a Francia, con 6 horas de espera en Charles de Gaulle para finalmente tomar un avión desde París hasta Corea del Sur, el cual se llevaría otras 10 horas en llegar. Créanme, ha sido de las peores experiencias que he tenido.

Lo único bueno fue que logre conseguir un pase VIP de Copa Airlines en Panama en donde hay snacks ilimitados, duchas y sillones “mas o menos” cómodos.

IMG_20141215_190215238

 

Luego de sobrevivir a la tortura de aeropuertos y aviones, llegue a mi destino. Cabe mencionar que en cada uno de los aeropuertos me preguntaban y verificaban la carta de invitación del programa de intercambio. Mas sin embargo, una vez llegue a migración en Corea, ni me preguntaron, ni hicieron caras con respecto a mi entrada. ¡Pase Adelante!

El programa empieza exactamente el 20 de Diciembre por lo que tuve 3 días para conocer Seoul. Tuve la suerte de contactar a un amigo que conocí en Praga el año pasado y me comento que tenia un cuarto disponible para que pasara los 3 días. Ademas que me enseñaría lo mas que fuese posible en ese período de tiempo.

IMG_20141217_214813900

 

Una vez instalado, Han, la persona que me dio estadía, tenia planeado con otros amigos el llevarme a una BBQ Coreana como muestra de bienvenida.

DSC_1050

 

La barbacoa consiste en una mesa con una parrilla en el centro en la cual tu cocinas tu propia comida. Claro, no podia faltar el Kimchi ni el Soju. Este ultimo es una especie de licor hecho con arroz con un sabor similar al vodka. La carne que preparamos era Bulgogi acompañada de una sopa de espinaca, arroz, y lechuga. ¡Todo estuvo muy bueno!

Al finalizar me toco ir al Dongdaemun Shopping Heaven a comprar un abrigo, ya que no traía ninguno conmigo y el frío estaba que congelaba hasta las llamas del infierno. Luego de conseguir uno a buen precio, pasamos todos por un cafe y luego pues a descansar y a recuperarme de esas infernales 30+ horas de sufrimiento.

DSC_1055

 

 

 

  • 1444
  • 1
  • 1

De peligros a sueños por conseguir

Noche de tormenta

Después de una semana llena de trabajo, exámenes finales en la universidad y trivialidades de la vida cotidiana, llegó el tan esperado domingo. Llevaba buscándolo desde hace unos días para poder refugiarme un rato del movimiento semanal, aquel que no nos deja en paz y nos recuerda que somos parte de un sistema que nunca duerme.

Así pues desde mi entrevista con la gente de AIESEC y estando por culminar el 8vo semestre de ingeniería (ojo que me faltan varios cursos para cerrar), he estado reflexionando sobre lo que voy a hacer el año entrante, oportunidades que debo de aprovechar, tanto laborales como personales, y sobretodo esperando a que esta transición en la que me encuentro ahora me ayude a cumplir todo lo que se me ocurre hacer. Esto de cambiar de trabajo y negociar lo estoy perfeccionando como si de tocar guitarra se tratase, jaja.

En fin, para no cansarte mi estimado lector, aunque no debería de preocuparme ya que por egoísta que suene, escribo para mi, para escapar un rato de la realidad, tratare de hacer el relato lo mas breve posible, especialmente para ti.

Ya llevo unos días planeando como mejorar mis rutinas en general. Como por ejemplo: dormir mas tiempo, comer mejor, retomar el ejercicio y no desperdiciar mi tiempo en actividades que de verdad no son productivas. Hoy domingo por ejemplo, aproveche la mañana para terminar el libro “Afinando un sueño“, escrito por el bloguero Oskar Díaz. Actualmente me encuentro leyendo 3 libros distintos pero este “que le llevo siguiendo la pista desde que fue lanzado”, me lo baje ayer en versión PDF, aquella versión que el mismo Oskar ofrece en su web, y simplemente no pude parar.

Nota: Llevo leyendo el blog de Oskar desde hace ya unos años “5 para ser exactos” y su forma de escribir siempre me ha gustado. Aunque me considero un lector de blogs silencioso, de aquellos que esperan un par de semanas, a veces meses, para leer las entradas de corrido, sonriendo, llorando, imaginando y aprendiendo con cada palabra que deja alguno de esos escritores que se encuentran a un mar de por medio. No acostumbro a dejar comentarios pero allí me encuentro en silencio, esperando siempre a leer mas.

Después de disfrutar cada uno de los capítulos supe de inmediato que el dia había estado bien. Nada como pasar un buen domingo leyendo un buen libro con el delicioso clima que nos ofrece noviembre.

A eso de las 7:00pm, ya con las estrellas de pie en lo mas alto del cielo despejado, decidí salir a correr. Normalmente salgo en bicicleta o a correr al medio día en los días que no me toca ir a la oficina, pero con tal de respirar un poco de aire fresco decidí tomar el riesgo, y digo riesgo porque salir a correr aquí en Guatemala a esas horas en un lugar que NO es residencial es como salir a buscar a que te asalten y te quiten hasta los calcetines. Salí de mi casa con mi celular para robos, (aquel que cargo por si me asaltan, aunque yo le llamo “La Carnada”), Q5.00 para comprar una botella de agua cuando viniese de regreso y con ganas de pensar, porque cuando camino o salgo, pienso mucho sobre muchas cosas y eso me gusta mucho.

El primer kilometro estuvo bien, un poco difícil porque no hay alumbrado en la mayor parte de la carretera principal y yo iba en la parte de abajo donde no hay asfalto, por lo que casi me tropiezo por culpa de muchas piedras que no pude ver. Luego de llegar a la gasolinera y cruzar una cuadra abajo para regresar al residencial donde me encuentro, supe que las cosas no estaban bien. Me encontraba a mas o menos 2 kilómetros y las 6 cuadras de esa calle son de tierra, por lo que seguí corriendo con cautela, ya que no podía ver mucho que digamos. No había llegado ni a la 4ta cuadra cuando escuche los primeros balazos mas adelante. Me detuve, con temor, y me puse atrás de un árbol que se encontraba al limite del lado derecho. Espere y sin haber pasado 2 minutos, escuche la otra ronda unas cuadras mas adelante. Creo que nosotros los que vivimos en ciertas zonas que han sido olvidadas hasta por Dios, sabemos reconocer muy bien la diferencia entre un balazo y un juego pirotécnico o un cohete, “mejor conocidos como cuetes por aquí”. Pensé en regresar pero me encontraba a unos cuantos metros de una calle que regresaba a la carretera principal, por lo que decidí arriesgarme y subir por allí. Antes de meterme en la calle, pude ver 6 personas en la esquina siguiente, sentadas, sospechosas. Aunque aquí con el miedo y paranoia que nos acecha todos los días, cualquiera es sospechoso. Es gracioso como mi mente dudo un momento y pensó en seguir el rumbo inicialmente planeado, pero al ver a esas personas decidí correr hacia la carretera, sin parar y con todas mis fuerzas.

Llegue al camino principal y emprendí de nuevo el rumbo hacia mi casa, pues ya había perdido el deseo de seguir. Llegando a la entrada de mi colonia, 2 hombres en una parada de bus que ni siquiera se usa, se encuentran allí parados, viendo como me acerco cada vez mas. Juro por mi vida que pensé que me iban a asaltar “ya se pueden imaginar las pintas”, y aunque no suelo juzgar por como la gente viste y se ve, estos amigos míos si parecían ladrones, y eso de seguir las corazonadas ya me ha salvado un par de veces. Desgraciadamente ya me encontraba demasiado cerca como para regresar por donde vine. Así que con los huevos bien puestos, aparentemente porque por dentro rezaba a los 1000 y un Dioses que pudieran existir a que lanzaran un rayo o lo que sea, pase justo a un lado de ellos. Por cortesía solté un:

– Que tal, buenas noches.

-Buenas noches joven, que le vaya bien.

Y así me observaron hasta que desaparecí en la cuadra que lleva a mi residencial. Finalmente me tope a otra persona de aspecto no muy decente que digamos, tirando a asaltante en moto con un par de cervezas encima y Don Omar en su celular en una cuadra sin faroles y sin asfaltar. A este si que no le dije nada, solo pase caminando como si no existiese y el solo me observo, como cuando un Leon observa a su presa. Al final llegue sano y salvo a mi destino, y supe que esta travesía de no mas de 1 hora la tenia que escribir.

Finalizando me gustaría comentar que me preocupa mucho la situación en la que vivimos. Se que todos escriben esta misma oración en Facebook, Twitter, y otros medios y redes sociales pero de verdad, no concibo la idea que no podamos salir ni a la esquina sin tener ese miedo a ser asesinados, asaltados, secuestrados y quien sabe que mas. Hemos llegado a un nivel mas que preocupante y ese nivel sigue en incremento. Se que los problemas de un país sub-desarrollado no se resuelven de la noche a la mañana pero tampoco pueden pasar siglos. ¿Lo peor? La gente joven, quienes serán los que tomen el timón del país en un par de décadas, no les importa ni un comino lo que esta sucediendo. Muchos con que tengan para chupar los viernes en las noches y salir a parrandear, son felices. Nadie se interesa en la política, economía, ¡ni en estudiar si quiera! Se que suena pesimista pero al menos yo no creo que logre vivir lo suficiente para ver un cambio positivo en mi país. Espero que al menos mis nietos logren ver algo, algún día.

Mariana

Atardecer Guatemala

Querida Mariana, no es mi intención molestarte pero tu hermana falleció, a manos de alguien queriendo jugar a Dios.

Me gustaba pensar que regresarías pero ya no mas. Mis ojos me traicionaron, pues te vi en aquel lugar y solo pude pensar en lo mal que debías estar.

Querida Mariana, hoy te escribo, pues tu hermano falleció, con un débil susurro se fue, sin poder decir adiós. Y mi corazón se entristece, pero ya no puede seguir así, Mariana querida, eso seria fatal.

Querida Mariana, hoy te vuelvo a escribir pues tu madre falleció, con su ultimo aliento deseo que regresaras pero no te encontró. Solo pidió que al menos la enterraran junto a tu padre, al único que ella amó.

Mi querida Mariana, mi amargo sonreír, como desearía que estuvieras aquí, pero decidiste irte lejos, muy lejos de aquí.

Creo que alguna vez te dije que esperaría por ti, pero ya no mas, no lo puedo soportar. Por primera vez en mi vida, he decidido dejarte ir, pues esto que siento ya no es amor. Solo prometo no cantar de nuevo hasta que el sol se esconda tras tu tumba bajo un triste atardecer.

Mi querida Mariana, hoy te escribo por ultima vez, escuche que falleciste y mi flor se marchitó. Solo se que mi tiempo vendrá y si hay algo mas allá, prometo cantarte y no dejarte nunca mas. Mientras tanto siempre tendré tu imagen, como tatuaje en el corazón, no se podrá borrar.

Mi querida Mariana, como desearía que estuvieras aquí…

  • 1156
  • 0
  • 0

La vida debe vivirse a punto de lagrimas

Una tarde soleada

Hay una frase que me sigue atrapando cada vez que pienso en el deseo humano de vivir cada momento, de experimentar y sentir. Cuando la experiencia es extática, sentimos como si el momento debiese poseer un poema, la experiencia misma exigiendo ser capturada y guardada. Creo que una de las frases que describe ese deseo de capturar el mundo, de inmortalizar la experiencia y hacerla encajar en forma de poemas y canciones, de fotos y películas, de historias y recuerdos, es:

“Ver el mundo en un grano de arena y un cielo en una flor silvestre, sostener la infinidad en la palma de tu mano y la eternidad en una hora.”


El deseo de capturar y arrestar permanentemente aquello que ya es un recuerdo. Por eso es tan alegre y a la vez tan triste… Esa enredadera de felicidad y tristeza en los momentos únicos es lo que hace que estos sean inolvidables pero también a la vez es lo que los hace trágicos. Hay una razón por la cual Roland Bathes cita el amor como, “La solución romántica al problema de la muerte”. En donde el peregrino sin fe puede morir y renacer, en donde estas simulaciones de renacimiento transforman nuestra forma vivir y de ver al mundo.

Esta en cada canción, en cada libro, en cada película; aquel sentimiento que nos mueve a lagrimas, pero a quien le importa, pues como dijo Camus: “La vida debe vivirse a punto de lagrimas”. Así que vive, o muere intentando.

  • 3441
  • 1
  • 3

Quizás en otra vida…

Halo Lunar

Mas de 3 lunas habían pasado desde aquella vez que la vio. El recuerdo se encontraba al borde del risco, listo para saltar y ser recordado solo cuando el corazón quisiese torturarse, pero no fue así. Cansado de las trivialidades y rutinas de la vida decidió viajar a otro reino, fuera de su mente, pues dentro de ella aun se encontraba aquella mujer que le quito el aliento en tiempos inoportunos. Poco a poco lo fue logrando pero al mismo tiempo se lamentaba de aquella noche, alumbrada por velas, colores y gente… Esa noche se dio cuenta que el sol, la luna y las estrellas conspiraban en contra de ellos, pero el lo sabia, sabia que el tiempo no era el correcto.

Quizás en otra vida… – Pensaba a menudo. Hasta que ahogo su imagen en el olvido, guardando solo aquello que le hizo feliz,  muy profundo dentro de su ser.

De vuelta a la rutina, rodeado de gente que lucha contra el tiempo cuando el sol esta por levantarse, o de ordenes, de esas que dan aquellos dueños de personas por 8 horas al día a cambio de recibir una cantidad de esos papeles mágicos que mueven sociedades enteras. Si, se encontraba de vuelta en el engranaje y lo sabia muy bien, solo había escapado de aquel mundo con ayuda de aquella mujer por un tiempo, y se había acabado mas rápido de lo que nunca imaginó. Ya no recordaba cuantas lunas habían pasado, ya le había dejado de importar pero como si de una conspiración se tratase, aquella tarde, la vio. Su sonrisa ya no eran un disfraz, lo notó inmediatamente al ver el brillo en sus ojos, iluminados bajo la luz artificial del farol. El no podía equivocarse, la tristeza que una vez invadió aquel ángel hecho mujer ha desaparecido totalmente. Se sintió feliz de verla así, y el momento se convirtió en eternidad hasta que el “adiós” cayo de nuevo, guardando el momento en recuerdo. Quizo engañarse pensando que el tiempo ya era el correcto pero lo único que vino a su mente fue: “Quizás en otra vida…”

 

  • 1830
  • 0
  • 0

Si pudiera ser…

DSC_0095

Recuerdo muy bien cuando de pequeño decía que quería ser astronauta, pianista, presidente y un sin fin más de profesiones. Ahora me encuentro aquí, decidiendo que ser y reflexionando lo que soy y lo que fui. Si bien me apasiona la ciencia y la ingeniería (¡venga que esta carrera la acabo porque la acabo!), siempre me hice la idea de ser maestro o algo por el estilo, ¿O escritor?, Ja quien sabe… ¡Pues si naciéramos sabiendo, esta cosa seria otra historia! Quizás en algún universo paralelo a razón del choque entre multiversos y quien sabe que más en la teoría de branas, que ni los mismos eruditos estudiados entienden de “Pe” a “Pa”. Quizás allí, entre esos miles de universos que distorsionan y quebrantan las leyes físicas de aquel tal Newton o Einstein o Maxwell o de alguno de aquella pila de nombres importantes…Quizás por allí se encuentre uno en donde nada es lo que es y todo es algo nuevo, distinto, en donde Rodrigo es astronauta, o pianista, o presidente, o escritor. En donde Guatemala es una potencia mundial con tecnología de punta. Donde nadie sufre de hambre y todos viven tranquilos, sin preocupación alguna más que la de ver crecer y educar a sus hijos para seguir forjando un mejor país. Donde se regalan sonrisas en lugar de balas de plomo, incrustando felicidad directo al corazón en lugar de jugar a Dios y decidir cuándo acabar con la vida de alguien más…

Todo aquello suena utópico y lo es. Yo nací en este universo y aunque no es perfecto, es mi hogar y aquí hacemos lo que podemos para vivir. Claro siempre están aquellos que impiden la felicidad a otros, aquellas ratas de alcantarilla que parecen haber escapado de algún otro universo de engendros malignos, habitantes de sin fin número de infiernos, gehenas, tártaros o inframundos. ¿Existirá ese tipo de mal en el universo descrito en el párrafo anterior? No lo sé, dicen que no puede haber luz sin oscuridad pero yo creo que cada uno de nosotros tenemos una gota, “algunos lluvias torrenciales”, de oscuridad y dentro de nosotros mismos libramos batallas para distinguir que debe ser y que no.

Sigo recordando cuando quería escritor, pues aquí estoy entre el filo de la espada y la pared, a punto de empezar una nueva aventura de columnas, información y escritura, pues a veces me aburro de ser ingeniero y “rascateclados”, y solo me gustaría ser aquel del otro universo que les conté.

 

Empezando, otra vez

Como dice el titulo, empiezo de nuevo a blogear. He pasado los últimos 5 o 6 años, no recuerdo, compartiendo mis conocimientos en distintas áreas de tecnología en distintos blogs que he tenido y con el tiempo me he ganado el interés de varios lectores. Sin embargo, tenia ganas de tener algo mas personal, algo en donde poder compartir mis pensamientos y experiencias de mi otra vida. Si, mi otra vida… aquella que sale de la rutina de manejar 1 hora para llegar al trabajo los 5 días de la semana que terminan en “es”, aquella vida que es secreta de 8:00 a.m a 5:00 p.m pero que sin duda tratare de compartir por aquí.

Así que si alguien me esta leyendo, ¡gracias! Espero y no te aburran estas y las futuras lineas que tendrá este blog.

  • 2321
  • 0
  • 2